Enero, el mes de las buenas intenciones

Puntuación+2
enero buenas intenciones

tiendas.com

Enero, el mes de las buenas intenciones:

Todos los años parece que la gente se crece por Año Nuevo, se llenan de buenos propósitos y de buenas intenciones, que previsiblemente quedarán en agua de borrajas en el mes de febrero, e incluso, si me apuras mucho, en el mismo mes de enero.

Las frases típicas de estos propósitos de año nuevo suelen ser del tipo: “Voy a comer menos chocolate, voy a comer más frutas y verduras, voy a hacer más ejercicio, voy a aprender un nuevo idioma, voy a ver el mundo, voy a ser más solidario con el planeta, voy a adoptar un perro, voy a leer más y ver menos la televisión, voy a plantar un árbol, voy a ayudar a conseguir la paz mundial, etc.” ¡Dios mío, cuántos «voy a»! Y lo mejor de todo es que se espera conseguir de forma rápida, todo los propósitos para antes de febrero.

Si bien, las recién nacidas o recicladas nuevas intenciones, nuevas listas y nuevos planes son siempre honorables, enero es un mes muy difícil, de ahí la expresión popular “la cuesta de enero”. Aunque depende de dónde se viva, enero suele ser de los meses más fríos y lluviosos del año, y si a eso le añadimos, que desde el día uno quedan muchos días hasta el día en que se cobra la nómina, que suele ser habitualmente a fin de mes. Al final de la primera semana de vuelta al trabajo, la gran mayoría de nosotros habrá olvidado todos los planes que teníamos en mente. Así que es mejor, en vez de tener el listón muy alto con los propósitos, ir en busca de pequeños cambios, más realistas y llevaderos, que se podrán cumplir sin abandonar a medio camino de la meta. El mejor plan de Año Nuevo que se podrá cumplir debe ir relacionado con la forma de ver la vida ¡en positivo!

Así que, siempre es mejor comenzar con estas pequeñas pinceladas de positividad, que os proponemos desde tiendas.com, para llegar a buen puerto con nuestros buenos propósitos de Año Nuevo:

1-Adopta, como propio, el refrán de no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy.

Afrontar lo que no nos gusta hacer de forma prioritaria ayuda a cumplir pequeñas metas que harán que te sientas realizado, pleno y contento, con ganas de pasar al siguiente nivel de propósitos. Enfrentarte a lo que te molesta en enero, traerá buenas vibraciones a tu vida, pero recuerda, que no hay necesidad de abordar todo en enero, es buena idea elegir una sola tarea para llevar a cabo cada mes, y no quemarse en el intento, recuerda que el año tiene once meses más una vez que se acaba enero. Comienza por organizar pequeñas tareas, como ordenar los papeles importantes que tienes apilados desde hace meses en la estantería, o pedir cita con el médico para realizarte esa revisión que llevas posponiendo tiempo, u organizar tu armario, etc.

2- Acércate más a los que tienes al lado y pon en segundo plano las redes sociales, WhatsApp, Telegram…

Tener una desintoxicación digital te vendrá bien. Haz limpieza de contactos, amigos y correos, si no quieres ser muy drástico, por lo menos silencia o bloquea los que no te agradan, ¡no veas lo bien qué sienta! Deja de preocuparte por los que no te quieren o intoxican tu vida desde el plano digital, porque te afecta en tu vida personal, aunque no seas consciente de ello.

Recupera amistades que tenías olvidadas, fuerzate a quedar con ellas, cuesta dar el primer paso, porque ya te olvidaste de los buenos ratos que pasaste con esas personas, y tu día a día te come las ganas de salirte de tu rutina, ¡despereza tu lado social! Siempre puedes invitarles a tu casa, pedir comida y compartir una buena botella de vino, si no quieres liarte en la cocina y que se te quiten las ganas de invitar a nadie más el resto del año.

Aprovecha para ordenar, borrar, organizar tu email, ordenador, tableta o teléfono, ¡todo en orden y en su sitio! O como diría mi madre con mirada amenazante:  “Juguete que vea tirado en el suelo o que no esté en su sitio, va a la basura”.

enero buenas intenciones

tiendas.com

3- Cocinar, leer, plantar un árbol… son cosas que podemos hacer solos, no hay excusa para postergar las.

Cuando vayas a la primera compra del año, sal de tu casa con una lista de la compra y procura no olvidarla en casa, y lo más importante, ¡cíñete a ella! Es bueno realizar la compra con el estómago lleno, así no caerás en tantas tentaciones cuando pases al lado del pasillo de los dulces o de lo salado.

Si Papá Noel te trajo un libro, o incluso si has tenido suerte, y te trajo un kindle, es buen momento para comenzar o retomar tus momentos de lectura, establecer un rato para ello al día hará que lo cumplas, ya sea por la mañana de camino al trabajo, en algún descanso de la oficina, o incluso antes de acostarte por la noche, elige el tu momento de lectura y oblígate a leer ¡no hay excusa que valga! Siempre puedes empezar por diez minutos e ir incrementando el tiempo según lo vayas consiguiendo cumplir, sin agobios, y voilà, la rutina de la lectura será parte de tu vida si te organizas bien.

Hacer jardinería, plantar un árbol, montar un huerto ecológico… te relajará, pero hay que ir poco a poco, no quieras hacerlo todo de golpe y acabes extasiado, un día compra lo que necesites o quieras plantar, al día siguiente prepara la tierra, otro día planta… mejor ir a medio gas que no agotar el combustible ¡el primer día!

4-Tómate tiempo para ti, el cambio empieza por uno mismo.

Elige una actividad para relajarte, ya sea yoga o ir al gimnasio, ya sea darte un baño de espuma o hacer meditación, etc. Los cambios deben empezar desde dentro, y hay que cuidarse para poder exteriorizar la positividad, y que está se contagie a los que te rodean como el más temido virus invernal.

5-Haz algo nuevo.

Déjate llevar por tu lado emocional, ese que tienes encarcelado por tu lado racional. Piensa que te gustaría hacer que no has hecho todavía, sin engaños, habla con tu yo interior, con el niño que llevas dentro, ese que tienes tiempo castigado sin salir. Un buen reclamo es esa clase de prueba, ¡que es gratis! Y lo que nos gusta lo gratis ¡eh! Que te ofrecen en muchos sitios. Los mejores cambios que puedes hacer en el Año Nuevo son aprovechar la oportunidad de probar algo nuevo que realmente te emocione. Libera tu yo interior por un momento, quizás te sorprendas lo feliz que te hace y ¡no lo quieras volver a guardar!

¿Ya sabes por dónde vas a empezar?

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado