5 Secretos de productividad, con un enfoque creativo y diferente, para atraer el éxito a tu vida :

Puntuación+2
productividad en la oficina
tiendas.com

Estamos en la era del marketing, de la motivación, de la proliferación de los “coach” , de las incubadoras de emprendedores, etc.  pero lo cierto es que la gran mayoría de nosotros estamos cansados de que nos vendan humo,  que nos vendan remedios mágicos que suelen ser, por lo general, ultrarrápidos, cuando lo que en realidad todos sabemos, y seamos sinceros por un momento,  es que el trabajo constante es la clave del éxito, echar horas y adoptar una vida casi monacal e incluso un tanto huraña, aunque eso sí, con buen humor y unas cuantas píldoras de felicidad.

Los mismos viejos, cansinos y reciclados secretos motivacionales, ya no te motivan nada después de haberlos escuchado o leído,  por décima vez, incluso me atrevería a decir que incluso ¡te apestan!

Si lo que has hecho hasta ahora no te ha funcionado, ¿qué tal si cambiamos el enfoque?¿Le damos una vuelta de tuerca a nuestra vida? O por lo menos lo intentamos.

5 Secretos de productividad con un enfoque creativo y diferente para aplicar a tu hogar, a tu trabajo y a tu vida, que se convertirán en una rutina de vida.

1. Todo cambio profundo empieza por la mente, organiza lo prioritario, olvida lo urgente y, sobre todo, centra y aclara tu mente,  cambia los hábitos y las costumbre que no te hacen ningún bien.

Quizás te suene a locura, e incluso sea hasta contraproducente, pero si no cambias lo que has estado haciendo hasta ahora de forma errónea,  y que no te ha servido para alcanzar el éxito en tu vida, seguirás jugando a “la carrera de la rata” que tanto le gusta a Kiyosaki. Hay que cambiar ciertos hábitos nocivos  y malas costumbres que afectan directamente a tu vida y a tu economía, y que impide que seas creativo, aunque no te des cuenta porque tu entorno cercano seguramente también lo hace.

Vaciar tu mente como si fuera un papel en blanco y resetearla te hará mucho bien.

2. Prioriza tareas, divide tu tiempo, y evita las reuniones inútiles, ya sean sociales o de trabajo, disfruta de un día a la semana sin redes sociales, sin teléfono móvil, ten una desconexión tecnológica, monta un huerto ecológico, vete de senderismo a la sierra, apúntate a clases de yoga o simplemente pasa un día en la playa, ¡tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán!

Mantener ciertos días despejados te ayudará a cargar pilas y valorar tus prioridades, libérate de interferencias externas. Ahora está de moda la frase: “Desconectar para volver a conectar”  así que aplícala a tu vida. Divide tu tiempo en intervalos cortos dedicado a una sola tarea.

Si es necesario prioriza tu trabajo, selecciona tareas que puedas cumplir y no procrastines, aunque te lleven más tiempo de lo previsto.  Intenta ordenar tus tareas a diario, a primera hora de la mañana, mejor tomarte unos minutos para organizar el día que perder tiempo luego realizándolas de forma ineficiente o tardando demasiado tiempo en realizarlas o postergarlas para finalmente no realizarlas .

Realiza las tareas más complicadas a primera hora, estás fresco y con la mete despejada, y así tendrás más tiempo libre y capacidad mental para concentrarte en lo que es más importante. Si no eres diurno, y te concentras mejor a otras horas o incluso mejor por la noche, sin distracciones, ajusta tu horario al momento en que estés más fresco. Cada uno tiene su biorritmo. Lo importante es encontrar el tuyo, y que cuerpo y mente estén en sintonía.

Tu mente y tu cuerpo se cansarán de una tarea después de estar entre noventa minutos y dos horas enfocados en ella. Por ello, es bueno asignarse proyectos a lo largo del día y tomar descansos para asegurarse que no te quemen.

3.El cuerpo también es importante, debes estar cómodo a la hora de pensar.

Encuentra tu lugar más cómodo en casa, en la oficina, en el parque, en la playa, en definitiva, encuentra un lugar que te ayude a pensar con claridad, y adopta una postura cómoda y… ¡a pensar!

Es importante tener un espacio donde, cuando vayas, sepas que vas a trabajar. Libre de distracciones. Pensar que estás en una habitación del pánico ( sin comunicaciones con el exterior, ni acceso a internet ) igual te ayuda a centrarte más, simplemente engaña a tu mente o juega a que se lo crea, son pequeños trucos que aunque parezcan tontos, ayudan a centrar la mente.

4. No trates de hacer demasiado, levanta un poco el pie del acelerador pero no te detengas, y aprende a decir no a los trabajos o compromisos que no te llenen o que no te renten.

Mi abuela, que era muy sabia, a la hora de la comida solía decirme: “No muerdas más de lo que puedas masticar, pero sigue comiendo hasta que acabes lo que tienes en el plato”,y esto es aplicable a todos los ámbitos de tu vida. Consiste en pensar antes de comer, masticar cómodamente lo que tenemos en la boca para no atragantarse y disfrutar de la comida, y por ende alimentarse adecuadamente, lo que viene a significar pensar antes de actuar, hacer las cosas bien de forma concienzuda y correcta,  y finalizar la tarea con éxito.

Un “no” a tiempo te quitará de muchos quebraderos de cabeza. Es mejor pasarlo mal una vez, y no estar fastidiado hasta que acabes el trabajo. Cuesta, pero ganaras en salud mental.

5. Ensayo, error de los métodos, y vuelta a empezar, no pares  hasta que encuentres el tuyo.

Probar diferentes métodos te ayudará a tener la mente más abierta, y a pesar desde otros puntos de vista, no te cierres en banda.

Cada fracaso nos hace más fuertes.

Y esto sólo es el principio, usa tu imaginación y sobre todo, escucha tu cuerpo, cambia tu rutina de vida y, poco a poco, tendrás unos hábitos que te llevarán al éxito que tanto ansias en tu vida, ya sea en el ámbito personal o en ámbito el laboral, o en ambos.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado